Zoom

Si te volvieras un objeto de la palabra
al que llego milimétricamente
el que deduzco y pienso y puedo decir
y jugar a desdecir
me volvería tan poco pura

quedaría exhausta de saberte
de poder colgarte entre telarañas mientras te beso
de hacerte cosquillas
y hacer que levites y caigas cuando yo quiera.

Cuando se encuentra nombre al objeto
y la palabra bautiza
-aunque el objeto sea un hombre o una mujer-
se quiere tanto menos
aunque se ame igual...

Comentarios

Simplemente hermoso!!!!

Bsos!!!!
Esta que soy dijo…
Muchas gracias, K ;)
(no hay que aprender a conformarse,nunca...)
Cuernicabra dijo…
Me encantó... sencillo, consiso pero profundo, terriblemente cierto y profundamente triste.

Felicidades... de ahora en mas entraré mas seguido a ver tus nuevas entradas.

Saludos.
Andaba navegando y a éste puerto llegué...
Como siempre disfruto mucho mi estadía en él.

Te mando mi cariño, estimada.

Heptaedra.

Entradas populares