...

Qué podemos hacer usted y yo
con este abarrotarse de las lluvias
Qué hacer con la palabra que me evoca
a la boca que mueve esa palabra
de aromas y de abrazos enredados
de incógnitas perfectas e invisibles
del tiempo que se cae entre los dedos
-de agua- y de sus noches y sus días

Qué hacer con estos gestos y sus ganas
caminando la espalda del silencio
Qué hacemos con lo extraño de extrañarnos
si va el aire poblándose de nombres

Se me ocurre: inventarle una mirada
muñequitos que nacen de mis dedos
un salvaje zoológico de abrazos
pasear por las líneas de su mano

La encuentro -con caricias de tocarla-
la toco, así me inventa en la caricia
de algún rastro olvidado en plena noche
en un tibio bostezo amanecido
en el hueco en su cama o su luz roja

Por lo pronto es eso lo que hacemos.

Comentarios

Ismael dijo…
Que te puedo decir Carolina... hoy llueve sobre Córdoba... seguramente vos también sentis la llovizna... ese susurro del mar anterior ese desgranar de la piedra líquida... gracias por tu poesía en este día... un besote...
Esta que soy dijo…
Esas cosas que trae la lluvia, el agua , arremolinada en nuestros laberintos, Ismael.

La he sentido, claro...igual que vos.

Un abrazo, cordobés.

Entradas populares