Sumas impares

Los días se rompen ni bien arrancados al aire
y colgamos las promesas de estos hilos
como a la ropa húmeda, recién tendida,
para mañana
como si el mundo se contuviera, tibio, entre las manos
y el futuro esperara
dormido
en la lengua
apaciguado
entre los dedos
como si la justicia tuviera el nombre de tus ojos
dejándome tocar la vida que ya no me pasa por el costado

Así es amarte

con todos los plazos de la memoria y los pronósticos
ajustados a un tiempo que nosotras sincronizamos
-una y otra vez-
a los cuerpos y las noches
al sentido inverso de la distancia
a la piel de los diluvios que tenemos a cuenta
a los jazmines cortados a la vuelta del trabajo
que se quedan a vivir entre las hojas de mis libros


(Entonces)
cuando el tiempo nos consienta
más que sumas impares de madrugadas
y el sueño se canse de sus muertes a cuchillo
cuando las palabras nos tengan menos
y la boca sea más boca
y el umbral sea puerta
y nos caminemos cada luna
en el mismo lugar que llamaremos patria
o fuego
o laberinto
y más acá, en el amor,
nos sepamos hasta las esquinas
por las manos y los ojos.
Ahí estaremos
a salvo
vos y yo
la cifra calculada por la vida:
encontradas
con todos nuestros lugares vividos a punto de estrenar.


Comentarios

Cuanta belleza
en ésta suma de versos
que conlleva en su esencia
un número par...
Amelie dijo…
Y yo que puedo decir, si no se mucho de nada...solo se que lo que leia era totalmente hermoso.
Esta que soy dijo…
Así es, somos una afortunada cifra par, Hepta...
Esta que soy dijo…
Para leer no hace falta saber mucho de nada, al menos para leerme, amelie, mientras te conmueva, te duela, te alegre,lo disfrutes, te calme, te golpee...basta.

Saludos

Entradas populares