El Amor (III)


III


El giro en contramano. La lluvia. El beso largo de después y durante. El colmo, lo que colma. El vicio de la lengua. La cima.
El brillo. La ruta de noche a ninguna parte. La brújula. La circunvalación del sueño en los ojos y el retorno.
Las piernas. Las entrepiernas. La mano. Lo claro a pesar de todo.
La vista de los rastros y las direcciones. El tanteo. El tanteador. El tantra. Los músculos del deseo. La muerte del tiempo. El zapping.

Tocar e irse. Tocar y tocar. Las nubes del alma. Ver llover adentro. La cirugía del tacto. El rincón, la esquina, el camino.
Algo callado que se duerme despacio. El segundo y lo primero. La calma. La pieza perdida del rompecabezas debajo de la cama. Un camino de hormigas. Mandala. El tirabuzón, el salto mortal. Los ojos detrás de los ojos.
Vaivén. Soledad. Lo delicuescente.

Es estrellarse y saltar. Una y otra vez.
Correr hacia delante. El equilibro imposible e indeseado.
No entender lo que se entiende. Huir. Llegar. Parar.
Quedarse.
Volver. 

Comentarios

Rocío Guevara dijo…
Serán las partes la cosa, pregunto. Claro que está la lluvia y sobre todo nombrar tu nombre.
Ésta que soy dijo…
Uh...qué lindo que digas.

Entradas populares