Requiem o carta sin intenciones literarias

Para vos, Tata


Hoy es un día de esos en que no quiero salir a la calle porque no tengo ganas de escuchar los lo siento, lo lamento, ella ya dejó de sufrír, está en un lugar mejor que nosotros, de los vecinos, de las personas que me crucen con toda la buena intención.
Porque yo te extraño y aunque estés en un lugar mejor, me gustaría que estuvieras cerca y que pudiera tocarte y reirnos juntas como siempre a pesar de tu Alzheimer. O, mejor, reírnos de tu Alzheimer.

Me gustaría poder ir a visitarte y que me digas de nuevo, que soy una parte tuya, porque vos también sos una parte mía. Por eso hoy siento también como que camino en el aire y que me falta la mitad de mi cimiento. Porque aunque estés en un lugar mejor, no estás acá, para decirme "Ahí viene la negra fiera" y que peleemos en broma y que yo te diga "Pico" y que vos también te enojes en broma y nos volvamos a reir. No estás para que charlemos de cualquier cosa mientras te pongo crema en las manos que eran las más suaves del mundo a pesar de tus 90 años.

Hubiera querido encontrar una forma menos dolorosa de morir para tu muerte, una menos triste, para vos y para mí. O haber estado ahí, antes de que te fueras..que me hubieras esperado un poquito más...para decirte cosas que vos ya sabías porque te las decía pero, que te las lleves, fresquitas a donde sea que es el mejor lugar, y que a donde sea, ojalá tengas memoria y me recuerdes .

Estoy triste y te extraño y lloro, y tu ausencia es el agujero negro más grande del universo.

Comentarios

delarena-una dijo…
Vaya el abrazo que intenta acompañar...de ésta humilde alma hasta la tuya.

Con un ténue recuerdo y con mucho cariño.
Esta que soy dijo…
Gracias, Hepta. Doy acuso de recibo...

Entradas populares